17 de noviembre de 2009

La leyenda de Guilarte

El Doctor Cayetano Coll y Toste, escribió para la posteridad la leyenda "El Grano de Oro", en su libro "Leyendas Puertorriqueñas", arrojando más luz sobre la posibilidad de que la exploración y explotación del explotación de la zona de Adjuntas. Además, para intentar explicar el nombre de Guilarte, el topónimo de nuestra montaña más alta y del barrio donde está localizada.

Según la leyenda, allá para el año 1530, Antonio Orozco y Juan Guilarte, ambos de origen sevillano, se dieron a la peligrosa tarea de buscar oro por la empinada Cordillera Central de Puerto Rico.

Al llegar a un hermoso paisaje, Guilarte advierte lo que parece es un trozo de oro en una hondonada. Ambos decidieron aventurarse. Se echaron la suerte con dados de Orozco, correspondiéndole al dueño quien obtuvo la oportunidad de adueñarse del grano de oro.

Los empeños de Orozco se vieron trágicamente frustrados cuando murió después de caer a tierra mientras intentaba subir unas escaleras improvisadas. Según Coll y Toste, Orozco le pidió perdón a Guilarte antes de morir, pues los dados habían sido cargados.

"Todavía en la Cordillera Central de la Isla, hay una cumbre, denominada "La Sierra de Guilarte", que recuerda este trágico suceso," termina Coll y Toste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada